Cindy Zanutti

Un vistazo al Déficit de Atención con Hiperactividad

leave a comment »


Un vistazo al Déficit de  Atención con Hiperactividad

     El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es uno de los problemas psiquiátricos más comunes de la infancia. Afecta a una gran cantidad de personas de ambos sexos, posee bases neurobiológicas y un fuerte componente genético (Claudio, 2004).

     El TDAH se reconoce generalmente por un patrón de falta de atención, tendencia a distraerse, impulsividad e hiperactividad. A pesar de que el TDAH tiene una muy alta respuesta al tratamiento, su diagnóstico suele pasar inadvertido, operando entonces a modo de disfunción invisible en la vida de los individuos que lo sufren (Claudio, 2004).

Criterios de Diagnostico

     Los síntomas principales se describen en el Diagnostic & Statistical Manual for Mental Disorders (DSM-IV-TR, 2006) y tiene básicamente nueve criterios de inatención y nueve de hiperactividad e impulsividad. El paciente debe reunir por lo menos seis, de estos nueve criterios, para afirmar el diagnóstico. Los síntomas tienen que estar presentes por lo menos durante seis meses al punto de que son inadecuados y tienen un efecto perturbador del nivel de desarrollo. Estos tienen que estar presentes en más de un contexto (hogar, escolar, familiar, etc) y haber comenzado antes de los siete años de edad. No se puede diagnosticar déficit de atención con hiperactividad si los síntomas comenzaron en la adolescencia o la vida adulta ya que ésta es siempre una patología de inicio en la infancia.

En base a los criterios que se definen, se identifican tres tipos de TDAH:

  1. TDAH tipo combinado: si en los últimos seis meses se ha cumplido tanto el criterio 1A como el 1B.
  2. TDAH tipo predominantemente inatento: si en los últimos seis meses se ha cumplido el criterio 1A, pero no se ha cumplido el 1B.
  3. TDAH tipo predominantemente hiperactivo-impulsivo: si en los últimos seis meses se ha cumplido el criterio 1B, pero no se ha cumplido el 1A.

Los Criterios o síntomas de inatención según el DSM IV-TR (Criterios 1A) son:

  1. A menudo no presta la debida atención a los detalles o, por descuido, comete errores en las tareas de la escuela, el trabajo y otras actividades.
  2. A menudo tiene problemas para concentrarse en las tareas o en los juegos.
  3. A menudo parece que no escucha cuando se le habla directamente.
  4. A menudo no sigue las instrucciones y no termina las tareas de la escuela, los quehaceres o cualquier otra responsabilidad en el trabajo (no por conducta oposicional o por no entender las instrucciones).
  5. A menudo le cuesta organizar actividades.
  6. A menudo evita, rechaza o se niega a hacer cosas que requieren mucho esfuerzo mental por mucho tiempo (como tareas escolares o quehaceres de la casa).
  7. A menudo pierde las cosas que necesita para hacer ciertas tareas o actividades (p. ej. juguetes, trabajos escolares, lápices, libros, o herramientas).
  8. Se distrae con frecuencia.
  9. Tiende a ser olvidadizo en la vida diaria.

Los Criterios o síntomas de hiperactividad / impulsividad (Criterio 1B) según el DSMIV-TR son:

  1. A menudo no deja de mover las manos ni los pies mientras está sentado.
  2. A menudo se levanta de la silla cuando se quiere que permanezca sentado.
  3. A menudo corre o trepa en lugares y en momentos inoportunos (es posible que los adultos y adolescentes se sientan muy inquietos).
  4. A menudo, tiene problemas para jugar o disfrutar tranquilamente de las actividades de recreación.
  5. A menudo, “está en constante movimiento” o parece que tuviera “un motor en los pies”.
  6. A menudo habla demasiado.

 Criterios o síntomas de Impulsividad

  1. A menudo suelta una respuesta sin haber oído antes toda la pregunta.
  2. A menudo le cuesta esperar su turno.
  3. A menudo interrumpe al que esté hablando o se entromete, por ejemplo, en una conversación o juego.
Actividad metabólica cerebral en personas sin TDAH (izquierda) y con TDAH (derecha): este síndrome conductual se asocia con patrones neurofisiológicos distintivos.

Actividad metabólica cerebral en personas sin TDAH (izquierda) y con TDAH (derecha): este síndrome conductual se asocia con patrones neurofisiológicos distintivos.

     Un buen diagnóstico será fundamental para que padres y maestros asistan al niño con TDAH e intenten evitar la aparición de estos problemas asociados.

     Es importante tener en cuenta el impacto en la calidad de vida que producen los síntomas para poder considerarlos como tales, ya que son comunes en algún momento de la niñez la distracción, la inquietud motora o las conductas impulsivas (Claudio, 2004).

     Para poder hacer el diagnóstico es necesario que los síntomas estén presentes, con una intensidad que produce una perturbación significativa, en áreas de la vida que son importantes para la persona, como son las relaciones familiares, las académicas, las laborales, las recreativas sociales, etc.

     Los niños, que tienen estos síntomas, tienen un alto nivel de conflicto con los padres y en las relaciones con sus hermanos. Además, padecen de mayor cantidad de castigos y de rechazo social en comparación con aquellos niños que no tienen estas alteraciones. Suelen tener muchas dificultades en el nivel escolar con un rendimiento muy por debajo de su capacidad intelectual asociados a problemas de conducta. En su vida social poseen problemas para mantener relaciones duraderas. Es poco probable que puedan conseguir lograr una amigo íntimo antes de los 12 años de edad. Viven experiencias de rechazo, sobre todo cuando presentanconductas oposicionistas o agresivas, las que se encuentran en patologías que acompañan muchas veces a este trastorno (Claudio, 2004). Estas son consideraciones y efectos en la vida normal del niño/a que se han de evaluar y tomar en cuanta al momento de que decir utilizar la farmacología como tratamiento como tratamiento para el TDAH.

 Existen un sin numero de medicmnetos utilizados para tratar el TDAH. Algunos de los medicamentos son:

Metilfenidato (nombre de marca: Ritalin)          Dextroamfetamina (nombre de marca: Dexedrine)

 

Pemolina (nombre de marca: Cylert)                         Atomoxetina (Strattera)

Y un medicamento combinado llamado Adderall.

Estos medicamentos mejoran la atención y la concentración y disminuyen los comportamientos impulsivos y sobrereactivos (American Academy of Family Physicians, 2005).

Referencias

American Academy of Family Physicians (2005). Medicamentos para el TDAH. Recuperdo el 12 de septiembre de 2007 de http://familydoctor.org/online/famdoces/home/children/parents/behavior/118.html

American Psychiatric Association (2000). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (4th e.d.). [Text Revision] Washington, D.C.: American Psychiatric Association

Claudio, M. (2004). Diferencias del trastorno por déficit de atención en el niño y el adulto: consideraciones diagnósticas y terapéuticas. Psicofarmacología Psicodinámica IV, 7 (1) 59-82.

Written by Cindy Zanutti

abril 4, 2010 a 5:17 AM

Publicado en Niños/as y jovenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: