Cindy Zanutti

Algunas consideraciones sobre el suicidio

leave a comment »


     Con relación a el suicidio este es un fenómeno tan antiguo como el hombre mismo y uno de los motivos de defunción más frecuentes, que se ubica entre el quinto y décimo lugares en los países más desarrollados de Europa y América del Norte, con predominio en las personas de quince a cuarenta y cuatro años. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que alrededor de mil seres humanos se suicidan diariamente, con una tendencia creciente en los jóvenes (Charon, et al. 2001).

     El intento suicida es más frecuente entre los quince a veiticinco años de edad, dado que en esa etapa se enfrentan situaciones psicosociales de muy variada índole, que producen un marcado desequilibrio psicoemocional: incomprensiones parentales, conflictos amorosos, embarazos no deseados y otros. En este sentido la orientación y apoyo por parte de un profesional de ayuda pueden ser determinantes.

     La implicación del consejero o terapeuta en el diagnostico de un cliente que manifieste de forma verbal o no verbal acciones que violenten en contra de su vida, están ligadas a la ética rofesional. Es importante el tener en consideración el interés primordial del bienestar del cliente, como así su confidencialidad. Sin embargo cuando un aspecto se desliga del otro puede violarse la confidencialidad para salvaguardar la vida de nuestro cliente. Sin embargo el atentar contra esta confidencialidad del consejero con su cliente es solo en situaciones que la vida del cliente o la vida de otras personas corran peligro.

     Ante esta controversia es pertinente el considerar la ley HIPPA (Health Insurance Portability and Accountability Act). El propósito de esta ley es crear estándares en tres áreas principales: transacciones electrónicas, seguridad y privacidad.

     El componente de privacidad asegura el uso y divulgación apropiada de la información de salud y trata sobre el uso de dicha información, su divulgación, consentimiento y autorizaciones. Los reglamentos de privacidad cubren información de salud identificable individualmente y abarcan todos los formatos de información, incluyendo electrónica, de papel, fax y vocal. A pesar de esta ley, si un profesional de ayuda entiende que un cliente piensa atentar contra su vida, es necesario divulgar información necesaria a instituciones o personajes necesarios para el bienestar de la propia persona.

Referencias

Charon M., Vargas E. & Mesa E. (2001) Análisis comparativo de la conducta suicida en un área de salud. Recuperado el 23 de febrero de 2006 de http://bvs.sld.cu/revistas

Written by Cindy Zanutti

abril 4, 2010 a 6:48 AM

Publicado en Niños/as y jovenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: